El pavimento de Hormigón pulido es de gran dureza y resistencia, de ejecución en un tiempo record, económico y decorativo, siendo la superficie más polivalente del mercado, muy utilizado en naves industriales, pistas deportivas, parking, garajes, talleres mecánicos, centros comerciales, tiendas, bares, discotecas, restaurantes, paseos, carril bici … Para los pavimentos de hormigón pulido aconsejamos la construcción de una losa de 10 cm. de espesor mínimo, de hormigón fabricado en central tipo HA-25, armado con mallazo de acero y reforzado con fibra de polipropileno, aislado en la parte inferior con lámina de polietileno, endurecido y enriquecido superficialmente con capa de rodadura. El cálculo y diseño de las losas de hormigón es un factor fundamental en cualquier tipo de obra, eligiendo el espesor adecuado de la solera de hormigón, tipo de armadura y elección de la capa de rodadura según las necesidades, futura utilidad del pavimento y estado de la sub-base donde se instalará la nueva solera de hormigón pulido.

        Transporte                                Alta resistencia                    Armadura de acero                    Refuerzo de fibra

hormigón                                        

            Vertido                               Regleado y vibrado                   Capa de rodadura                  Pulido de hormigón

                                       

Capas de Rodadura: Se usan para endurecer y colorear la superficie de la solera de hormigón, dándole resistencia a la abrasión y al trafico rodado intenso. Según necesidades pueden estar compuesta por agregados minerales de gran dureza como minerales de cuarzo, sílice, corindón, basalto, partículas metálicas dúctiles, ligantes hidraulicos, pigmentos minerales, mortero hidratado, microfibras de polipropileno y siempre ligadas con cemento Portland en proporciones 1:2 e introducidas sobre el hormigón en fresco.

COLORES DE HORMIGÓN PULIDO

               Gris                                              Negro                                          Blanco                                             Rojo

                                       

              Amarillo                                    Verde                                          Naranja                                        Marrón

                                       

TRATAMIENTO DE JUNTAS: Los pavimentos de hormigón tienen juntas de retracción las cuales se realizan por corte mecánico con disco de diamante con una anchura de 3 a 5 mm. en módulos de 4x4m. como superficie máxima y a una profundidad de 1/3 del espesor de la solera, dichas juntas pueden sellarse con masilla de poliuretano de elásticidad permanente ó con perfiles flexibles de PVC plástificado. En el contorno del pavimento podemos colocar juntas tipo Fompex de 5 mm. de ancho para desolidarizar el pavimento de los paramentos verticales.